domingo, 17 de marzo de 2013

LLendelafaya






Antigua malatería situada entre Villamejín y la collada de Aciera, en el primitivo camino que unía Proaza con Quirós. Parece ser que solo estuvo habitada por malatos, que se dedicaban a la ganadería. Los edificios actualmente se dedican a cuadras. Se conserva la capilla, adosada a otro edificio, y una ventana antigua en otro de los edificios. Las leproserías, que en Asturias datan, al menos, de los siglos XI-XII, fueron incautadss en el XVIII por la Real Audiencia, debido a la remisión en el número de enfermos y, también, por ser muy golosas debido a las riquezas que llegaron a acumular.