jueves, 10 de abril de 2014

Villar y Braña del Fresneo







Saliendo de Las Villas, en Grao, hay un buen camino que primero baja al río Cubia y luego trepa por lo que en el mapa del Ign se llama "El Buscón de los Duros" (?), en poco llegamos a Villar, hermosa majada donde destaca el gran tamaño de las cuadras, con un tejo muy hermoso en una de ellas. Aquí la cosa se complica, los caminos van a menos (Los caminos también mueren, dice N S D. Álvaro, que paz halla), aunque se puede seguir sin dificultades (Y en vez del fandango, una marcha por el fango, que diría el pobre Cherubino) hasta la braña del Fresneo, donde las cabañas se van  cayendo, aunque la actividad ganadera prosigue. De ahí la idea era pasar a la braña del Pividal, que está enfrente, vaguada por medio, pero no está la cosa  clara.
Una llamada de atención a esas voces maliciosas que aseguran que el presente es un blog de brañas: no es tal, aquí se trata por extenso de melancolías varias y de la humana condición, que diría el citado D. Álvaro. del que copio: Los caminos están puntuales en la mañana aguardando los pasos del caminante como un viejo can la caricia en el lomo por la mano del amo concedida... Otro día, más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario